El Algeciras sufre la extenuación para disfrutar del primer triunfo (2/1)

Los albirrojos se adelantan dos a cero pero el Majadahonda se mete en el partido
La plantilla festeja uno de los goles. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

ALGECIRAS C.F. (2): Pol Tristán, Carlos Albarrán, Tomás Sánchez, Jordi Figueras, Isaac Amoah, Iván Turrillo, Borja Fernández (Veiga, 76’), César García (Pepe Mena, 63’), David Martín (Elejalde, 39’), Álvaro Romero y Roni (Mizzian, 75’).

RAYO MAJADAHONDA (1): Fernández, Francis Guerrero (Portero, 81’), Casado, Ofoli, Pinillos (Alhassane, 45’), Mario (Jeisson, 70’), Salama, Néstor Albiach (Llamas, 58’), Nando (Marco, 45’), Ayaleto y David Rodríguez.

ÁRBITRO: Bestard Servera, del colegio balear. Amonestó a los jugadores locales Amoah (18’), César (45’) e Iván (57’) y a los visitantes David Rodríguez (20’), Salama (30’), Francis (72’) y Portero (83’).

GOLES: 1-0. Minuto 22. Iván. 2-0. Minuto 52. Romero, de penalti. 2-1. Minuto 58. Casado.

INCIDENCIAS: Segunda jornada de Liga en el grupo I de Primera RFEF. Nuevo Mirador. 4.500 espectadores.

CRÓNICA: Sufriendo pero igualmente positivos han sido los tres primeros puntos que ha sumado el Algeciras tras imponerse en un intenso partido al Rayo Majadahonda por 2-1 en la vuelta a casa por esta temporada.

Los albirrojos, que partieron con César García y el debutante Amoah como principales novedades en el once, tardaron unos minutos en asentarse sobre la novedosa hierba del Nuevo Mirador y se notó. El Majadahonda estaba más agusto en esos vaivenes sobre un área y otra y Albiach en el 14′ pudo adelantar a los visitantes.

Tuvo que recibir el primer amago de golpe el cuadro de Iván Ania para enterarse de dónde estaba. Y le sirvió. David Martín lo probó en el 15′ por encima del larguero, Álvaro Romero perdonó delante de Fernández al minuto siguiente y poco más tarde Iván Turrillo inauguraba la cuenta. El capitán del Algeciras, eterno donde los haya, culminó un barullo de rechaces en el área para hacer el 1-0 que llevó el deleite a las pobladas gradas del coliseo.

El gol dio alas a los de casa que se sintieron mucho más sueltos con balón pero no sin antes tener un sustito en las botas de nuevo de Néstor Albiach que, a placer, erró lo que parecía el empate de los de Diego Nogales. El tramo final del primer tiempo dejó la mala noticia del partido tras la lesión de David Martín que sintió un pinchazo en la parte posterior del muslo y que le obligó a dejar su sitio al debutante Elejalde que dejó pinceladas de la calidad que le atesoraba en Las Palmas.

El segundo tiempo no pudo arrancar mejor para los de La Menacha que ampliaron diferencias apenas siete minutos después de saltar al verde. Álvaro Romero, en su mejor aparición de lo que llevamos de curso, se marchó en velocidad y tras driblar a su par fue derribado dentro del área. El sevillano se encargó de anotar la pena máxima y dar tranquilidad al respetable.

Pero como mandan los cánones, nunca hay una tarde apacible en Algeciras y hoy no iba a ser menos. El Rayo Majadahonda se metió en el partido con el 2-1 a media hora del final aprovechando Casado la fragilidad defensiva de los locales, asignatura a mirarse de cara al corto plazo.

El tanto visitante puso el miedo en el cuerpo al cuadro de Ania que trató de apaciguar las aguas con la entrada por dentro de Pepe Mena y Unai Veiga para ganar en músculo pero que vio como los madrileños perdonaban por mediación de Sergio Llamas el empate apenas dos más tarde del gol del citado Casado.

La recta decisiva dejó un quiero y no puedo para los de la capital que se estrellaban una y otra vez en el frontón algecirista que acabó extenuado. El público echó el aliento final y, a pesar del susto con un gol anulado por fuera de juego al equipo visitante en el 90, pudo festejar los tres primeros puntos del curso en el regreso a casa.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram