El Algeciras vuelve a caer preso de sus errores (3-1) en Córdoba

Los de Ania, superados por nuevos regalos en forma de goles encajados
Mizzian durante el partido. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

CÓRDOBA CLUB DE FÚTBOL (3): Carlos Marín; José Ruiz, Calderón, Gudelj, De las Cuevas (Fuentes, 90’), José Cruz, Simo (Márquez, 71’), Casas (Willy, 85’), Javi Flores (Puga, 71’), Diarra y Carracedo (Bernal, 71’).

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL (1): Pol Tristán; Ale Benítez, Van Rijn, Iván Turrillo (Veiga, 73’), Álvaro Romero (Pimienta, 82’), Elejalde (Siddiki, 62’), David Martín (Serrano, 73’), Mizzian, Jordi Figueras, Albarrán y Pepe Mena (César, 82’).

ÁRBITRO: Ortega Herrera (Colegio Valenciano). Amonestó por parte local a Carracedo (29’), José Ruiz (40’), Javi Flores (43’) y Simo (58’) y por parte visitante a Romero (33’), Mizzian (50’), Iván (56’) y Albarrán (61’).

GOLES: 1-0. Minuto 23. Casas. 2-0. Minuto 58. De las Cuevas. 2-1. Minuto 66. Romero. 3-1. Minuto 95. Fuentes.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada del Grupo 1 de Primera Federación disputado en el Nuevo Arcángel ante 11.487 espectadores, unos 500 desde Algeciras.

CRÓNICA: El Algeciras ha caído derrotado por 3 tantos a 1 frente al Córdoba en otro día de numerosos regalos para los de Iván Ania que han regalado la victoria al cuadro cordobesista por sus propios errores.

La realidad de este equipo es que cuando se le caen las piezas fundamentales como las que hoy no estaban en liza como Tomás, Borja Fernández y Roni, el Algeciras es uno más del grupo lejos de ser de esos llamados a pelear por algo.

Lo peor es que lo cierto y verdad el conjunto albirrojo salió bien al terreno de juego. Llevaba la pelota, controlaba y hasta le metía el miedo en el cuerpo a los cordobesistas. En el 9’ Mizzian estuvo a punto de llegar a un centro de Elejalde con la cabeza pero le faltaron centímetros al melillense para hacer el gol.

Los de Ania estaban mejor sobre la hierba del Arcángel y la sensación que reinaba sobre el ambiente era de que estaba más cerca el 0-1 pero está visto y comprobado que cuánta más ilusión crea este equipo, más pronto se desilusiona uno. Y para muestra, el enésimo error defensivo.

Una mala recepción de Elejalde en el 24’ en la zona de los banquillos la cazó la zaga blanquiverde para meter un balón al corazón del área donde ni Van Rijn ni Figueras se entendieron y donde Pol Tristán tampoco estuvo muy atinado. Total, gol de Casas y todo el buen trabajo a la basura.

El 1-0 dejó tocado a los albirrojos a los que les costó salir hacia arriba y liberó a un Córdoba algo timorato tras las dos jornadas sin ganar que acumulaban. No fue hasta el 42 cuando el Algeciras volvió a llegar con algo de peligro sobre la portería rival. Pepe Mena robó un balón que cedió sobre David Martín pero su golpeo se marchó lo rechazó Carlos Marín.

El paso por la caseta dejó un escenario donde los de La Menacha volvieron a no salir mal del vestuario pero regalando de tal manera es imposible. En el 57 llegó el segundo tras una pérdida en la salida de balón casi en área propia y que De las Cuevas aprovechó con un latigazo desde la frontal para hacer diana.

Con dos tiros a puerta en 57 minutos el Algeciras se veía contra las cuerdas en un escenario como El Arcángel. Una película ya repetida en escenarios anteriores donde con muy poquito había goles en contra.

El fútbol es tan caprichoso que hasta le dio una segunda oportunidad a los de Ania cuando Álvaro Romero hizo el 2-1 en el minuto 66 aprovechando una dejada atrás de Albarrán. Con tiempo por delante para buscar un punto que hubiera sabido a oro el equipo algecirista atacó con todo. César García, Pimienta, Siddiki… en vano.

No hubo más allá de un intento rechazado de Albarrán que sacó Carlos Marín en el 89’ nada potable en una recta final que acabó por sentenciar el duelo con el definitivo 3-1 en las botas de Willy Ledesma que empujó a la red una contra con los rojiblancos volcados.

Demasiado castigo para un Algeciras voluntarioso pero que nuevamente peca de fragilidad atrás. Y así en esta categoría es imposible.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram