Antoñito fichó por la Balona el martes pese a decir al Algeciras que esperaba un Segunda A

El representante del jugador llamó por la noche para decir que se iba sin nombrar equipo El Algeciras pidió contraofertar dos veces y se ha enterado del fichaje por redes sociales

Antoñito, durante su partido en Yecla / Foto: AAM

La salida del centrocampista Antoñito del Algeciras para fichar por la Real Balompédica Linense ha sido tan irreprochable documentalmente hablando -el jugador había quedado libre- como muy falta de tacto para el club de su tierra, ya que se podría decir por las formas que se ha ido pegando una «espantá» que ya se había repetido en episodios anteriores como, a modo de ejemplo, cuando se marchó a Los Barrios.

El canterano cerró el acuerdo, sino en su totalidad prácticamente, con el conjunto albinegro el martes, según han confirmados fuentes del entorno del jugador y próximas al club albinegro, no tenía ninguna obligación de comunicar nada al Algeciras al ser un jugador libre, pero sí había un pacto de caballeros entre Antoñito y el Algeciras por el cual el club de La Menacha esperaría el tiempo que hiciera falta, dentro de unos plazos prudenciales, para que el jugador pudiera saber si la interesante oferta que tenía sobre la mesa de unos de los equipos que van a jugar el play-off de ascenso a Segunda A se podía cerrar. Al futbolista le hacía ilusión la posibilidad de debutar en esa categoría y el Algeciras aceptó consciente de que actualmente no puede alcanzar determinadas escalas salariales. Ese acuerdo era un secreto a voces en el club, su entorno, el vestuario, aficionados y prensa.

Así se acordó hace unas tres semanas cuando el Algeciras comenzó la ronda de contactos para renovar a sus jugadores de casa y desde entonces Antoñito ha seguido en la dinámica del club, manteniendo un contacto fluido con la directiva y charlando con su hasta ahora entrenador, Salva Ballesta, sobre su rol de líder en el Algeciras de la próxima temporada si firmaba la renovación. De hecho, hace dos semanas participó con Iván y Martos en un ágape para el entrenador en el estadio por su cumpleaños.

Sin embargo, todo cambió radicalmente y los acontecimientos se precipitaron ayer martes cuando el club recibió a última hora de la tarde una llamada en la que el representante del futbolista comunicó que se iba porque tenía tres o cuatro ofertas mucho mejores que las del Algeciras, a lo que la directiva respondió que quería contraofertar. Sin embargo, la respuesta fue negativa, argumentando que las ofertas que tenía eran mucho mejores sin dar detalles sobre los equipos interesados. Desde entonces el Algeciras ya no ha podido contactar por teléfono con Antoñito y este miércoles se ha enterado por las redes sociales de su fichaje por la Balona horas más tarde, al igual que jugadores y compañeros del centrocampista que han reconocido a este diario su sorpresa e incredulidad.

En cuanto a la oferta de renovación del Algeciras, contemplaba una mejora salarial con respecto a la pasada temporada, cómo ha sido la tónica habitual este año en las negociaciones para los jugadores de la casa.

El jugador y la Balona dedicaron el miércoles por la mañana a dejar atado lo que restaba antes de mandar la nota del fichaje y el montaje con la camiseta de la Balona por la tarde.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 2 =

Ir arriba