Algeciras y Balona se juegan más que tres puntos (Mié 21.00h)

Los albirrojos quieren romper la mala racha ante su eterno rival
Un momento del último Algeciras-Balona. / FOTO: DAM

Algeciras y Balona afrontan este miércoles (21.00 horas, Nuevo Mirador) una nueva edición del Clásico del Campo de Gibraltar en un partido de altos vuelos.

Los albirrojos vuelven a su feudo después de haber podido reposar apenas unas horas tras el largo desplazamiento desde Vigo donde incluso compitieron con un futbolista menos durante 55 minutos.

Tras cinco semanas sin ganar, el cuadro de Iván Ania es consciente de la importancia que puede suponer a nivel de vestuario y de clasificación dar un golpe encima de la mesa ante su eterno rival. ‘Me apoyo siempre en los que son de la casa porque su sentimiento es infinitamente mayor del que podemos tener los que venimos de fuera y nos marcan el camino’, afirmaba el preparador algecirista acerca del calado especial de este tipo de encuentros.

Tomás Sánchez, que se perderá el próximo mes de competición por sanción, se unirá a las consabidas bajas de Amoah y Admonio en un Algeciras que se agarra a su afición para romper una mala racha que le tiene a las puertas del descenso.

Ania espera un partido largo ante una Balona de la que destaca el positivo cambio de tendencia que ha tenido con la llegada de Rafa Escobar al banquillo. Los balonos, que como su rival se ejercitará este miércoles en una sesión de activación previa al inicio de partido, llegarán con la moral por las nubes.

El equipo blanquinegro es uno de los más en forma del último mes de competición y arribará en Algeciras custodiado por una marea de más de 300 seguidores que dará colorido al Fondo Norte del Nuevo Mirador.

‘No son tres puntos más, hay muchísimo en juego y en los días previos al partido la gente tiene claro lo que significa un partido de este calibre’, destacaba el entrenador de la Balona en la víspera de un partido para el que perderá por sanción a Yassin Fekir.

Los balonos no vencen en suelo algecireño desde 2012, precisamente con Escobar en el banquillo de una Balona que ansía a dar el golpe en casa del ‘enemigo’ dicho sanamente.

El partido lo pitará el malagueño Domínguez Cervantes.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram