Un fatigado Algeciras no pasa del empate ante el Linares (0-0)

Los albirrojos pierden una oportunidad de oro para entrar en la fase de ascenso

FICHA TÉCNICA:

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL (0): Guille Vallejo, Dani Espejo, Robin Lafarge, Gonzalo Almenara, Álvaro Alcázar (Raúl Hernández, 54’), Iván, Corbalán (Figueras, 76’), Yelko Pino (Álex Barrera, 57’), Álvaro Romero, Marc Llinares y Jorge Canillas.

LINARES DEPORTIVO (0): Razak, Agostinho (Irizo, 84’), Miguel Villarejo, Morante, José Manuel Gómez, Alberto Rodríguez, Gabriel Cortés (Perejón, 77’), García (Hugo Díaz, 64’), Julio Gracia (Carnicer, 64’), Marc Más y Sanchidrián.

ÁRBITRO: Quintero González. Amonestó a los jugadores locales Canillas (29’), Lafarge (78’) y Figueras (79’) y a los visitantes Gabri (58’).

SIN GOLES.

INCIDENCIAS: Quinta jornada de la fase de clasificación para el play-off de ascenso a Segunda A. Nuevo Mirador. Ochocientos espectadores.

CRÓNICA: No hay más cera de la que arde. El Algeciras no ha pasado del empate a 0 este domingo ante el Linares Deportivo en su último envite del año en casa y no dependerá de sí mismo para poder pasar a la fase de ascenso a Segunda División. Los albirrojos han cuajado un partido flojo y donde se ha evidenciado el bajón físico que lleva arrastrando desde hace semanas y que le ha hecho llegar con el depósito al límite a este tramo decisivo de competición.

Y fue un fiel reflejo de lo visto durante los 90 minutos. Especialmente en el primer tramo de partido donde los pupilos de Salva Ballesta, que salieron con la novedad en el once de Dani Espejo de central por un renqueante Fran Serrano y Yelko por Barrera, no la olieron durante los primeros quince minutos ante un rival, ya clasificado para el play-off final pero que daba muestras de mucha más frescura e intensidad en todas las parcelas del campo.

Así las cosas los visitantes acecharon el área de Guille Vallejo en hasta tres ocasiones durante los primeros compases y eso provocó que el Algeciras apenas se viera cómodo sobre la hierba hasta bien entrado el primer acto. De hecho no fue hasta el minuto 31 cuando un centro de Almenara al que no llegó por poco Yelko supuso el primer acercamiento tímido de los de casa sobre la portería contraria.

Porque las mejores aproximaciones, que no ocasiones, fueron para los jienenses. Con un intenso Toni García que probó en varias ocasiones la meta rival en los instantes finales del primer acto se llegó a un tiempo de descanso en el que mucho tenía que cambiar la papeleta para que el Algeciras se centrase en un triunfo que le iba la vida en ello.

En la reanudación apenas pasaron nueve minutos cuando Ballesta vio claro que tenía que mover al equipo para sacarle algo más de provecho. Dio entrada a Raúl Hernández por Alcázar pero ni por esas. Y encima casi hubo que dar gracias a que el asistente anulase un tanto por fuera de juego de Marc Mas previo disparo al larguero de Julio Gracia en el 59 de juego.

Con los albirrojos rompiéndose por minutos en el centro del campo, Barrera ingresó en el verde a media hora del final buscando más consistencia en el engranaje de un equipo que iba a marchas forzadas y con ataques más entregados que convencidos. De hecho un intento de los numerosos que tuvo Marc Llinares por la izquierda no acertó a engatillarlo Canillas por un palmo en el minuto 73. Fue casi la última reseñable de los algeciristas que zozobraron en los últimos momentos sin nada que reseñar en ataque frente a un rival mucho más suelto y que mereció más a los puntos.

Con este empate el Algeciras tira por la borda una oportunidad inmejorable para pasar a depender de sí mismo en la última jornada donde deberá ganar en Murcia al UCAM y esperar el pinchazo del San Fernando en Sevilla frente al Betis Deportivo.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Noticias con rigor
Real Sociedad 2 Algeciras 1
publicidad