El Algeciras tira por tierra el triunfo in-extremis ante el Andorra (2-2)

Los albirrojos desperdician un 2-0 tras una floja segunda mitad
Un momento del partido. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL (2): Iván Crespo; Alcázar, Gonzalo Almenara (m.78, Leiva), Peris, Jordi Figueras, Robin Lafarge, Pepe Mena (m.87, Zabarte), Iván (m.87, Pelayo Morilla), Tomás, Álvaro Romero (m.69, Villapalos) y Roni (m.78, Víctor López).

FÚTBOL CLUB ANDORRA (2): Nico Ratti; Altimira (m.84, Enri), Roger Riera, Vilanova, Verges, Sergio Molina, Fernández (m.54, David Martín), Iván Gil (m.62, Héctor), Riverola (m.84, Bover), Morer y Carlitos.

ÁRBITRO: Bruno Prieto, del colegio madrileño. Amonestó a los jugadores locales Villapalos (81’), Iván (83’) y Pepe Mena (84′) y al visitante Morer (2’).

GOLES: 1-0. Minuto 1. Tomás. 2-0. Minuto 25. Almenara. 2-1. Minuto 65. Héctor. 2-2. Minuto 89. Enri.

INCIDENCIAS: Segunda jornada del grupo II de Primera RFEF. Nuevo Mirador. Más de 5.000 espectadores.

CRÓNICA: El Algeciras ha conocido este viernes en sus carnes el sabor de la Primera RFEF tras ver como el Andorra le ha igualado un 2-0 en los últimos compases de partido y donde se ha quedado con un sabor muy agridulce después de tirar por tierra todo el trabajo de un partido.

Pronto empezó la locura en un Nuevo Mirador a reventar y es que apenas habían pasado cuatro minutos cuando una falta de Tomás tocó en un contrario y el rechace despistó al meta visitante Nico Ratti colocando el primero de la tarde. Se vino abajo el coliseo algecirista ante un equipo que salió a morder como hacía tiempo que no se veía sobre la hierba.

El Andorra tenía claro su fútbol. Mucho juego asociativo, propio de la escuela de Éder Sarabia pero sin mucha finalización, y a los de Iván Ania les bastaba con estar bien plantados en la zona defensiva para no sufrir en exceso. En el 23′ pudo caer el 2-0 pero Ratti evitó a bocajarro un rechace de un compañero suyo que se colaba en la portería. Dos más tarde era Lafarge el que recuperó en las inmediaciones del área rival y de fuerte disparo obligó al portero andorrano a desviar con los pies lo que ya se cantaba como gol.

Eran los mejores momentos de los albirrojos y claro, cayó el tanto. Esta vez obra de Almenara que metió la cabeza a un centro de Tomás desde la izquierda en el minuto 27 y que colocaba una buena renta en el marcador. Y es que no fue hasta el 41 cuando los visitantes se aproximaron por la meta de Iván Crespo tras un disparo de Fernández que se marchó rozando el poste. 2-0 al descanso y sensación de control en el graderío.

Todo cambió tras la reanudación. El Algeciras, sin sufrir, perdió esa chispa de la que dispuso toda la primera parte. Los del Principado no acosaban pero ya se encontraban mucho más entonados con balón. Y para colmo de males con el arsenal que tenía en el banquillo con jugadores como Rubén Enri, David Martín o Héctor. Precisamente éste último de un fuerte disparo puso el primero para los visitantes cuando corría el 65 de juego. Villapalos no tardó ni dos minutos en saltar al terreno de juego.

Aún así, la grada empezó a jugar su partido tratando de aferrarse a un resultado corto pero suficiente por el momento. Minutos pasando y la sensación de incertidumbre en el respetable que veía por momentos más cerca el empate. Aún así, Ania quiso tirar de valentía dando entrada a gente de refresco como Leiva y Víctor López para tratar de aprovechar los espacios que pudiese dejar su contrario a la contra.

Ni por esas, en el 89′ llegó el mazazo. Rápida transición del Andorra que acabó en un pelotazo que Carlos Martínez cedió sobre Rubén Enri para empujar a placer el definitivo 2-2 que dejó con cara de tontos a todos los asistentes. Palo para bautizarse en esta competición y que no debe empañar el completo partido que ha realizado un Algeciras que sigue en construcción.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Noticias con rigor
RB LINENSE 0 ALGECIRAS 4
publicidad