El Algeciras Club de Fútbol afronta una cita necesitada este domingo a las 17.00 horas en el Estadio Nuevo Mirador recibiendo a un Xerez Club Deportivo con una crisis institucional y deportiva que le convierten en una pieza enrevesada para esta jornada.

Los azulinos, sin entrenador a tres días del encuentro tras la dimisión de Vicente Vargas, con seis derrotas en siete partidos y con un futuro institucional en entredicho, tienen una larga nómina de problemas tal y como reconoce una de sus máximas figuras, la del veterano delantero Pedro Carrión que reconoció en la SER que “las ganas y la ilusión” son los únicos motivos que mantienen al club para seguir tirando hacia adelante.

En cuatro sitios distintos ha jugado el Xerez esta temporada que mantiene un conflicto con el Ayuntamiento y cuya propiedad parece haber pasado a manos del inversor Luis Oliver que ya mantuvo un idilio en el pasado con el conjunto xerecista, así como con el Córdoba del cual es gestor en la actualidad.

El delantero de 40 años ha sido tanteado incluso por el Algeciras en el mercado de invierno, pero señaló que las obligaciones que arrastra a diario con la cantera del club jerezano impedían dejar de lado este proyecto. “Se barajó la posibilidad pero era complicado”, expresó.

Pese a todo, el día a día manda y el fútbol no para, y la plantilla visitará el domingo el Nuevo Mirador con la necesidad de ganar para evitar meterse en problemas. Gente como David Narváez, Dani Hedrera o Polaco han abandonado ya la entidad ante la falta de pagos y ha propiciado que el equipo se quede muy mermado en cuanto a efectivos. “Hay que tener tranquilidad, la salvación pasará por arañar puntos en casa, pero tenemos que ir a pelear lo máximo posible a Algeciras”, concluyó.