El guardameta del Algeciras Club de Fútbol, Jesús Romero, analizó este martes la situación de la plantilla algecirista que trata de levantarse tras su tercer revés consecutivo que ha dejado al equipo a seis puntos del play-off.

«Sabemos que el palo es gordo pero ya que para mucha gente la temporada ha acabado para nosotros no porque además de tener posibilidades aún, nuestro trabajo es creer hasta el último momento», afirmaba el sevillano que confía en levantar al vestuario para empezar a mirar hacia delante.

¿Cómo levantar a un grupo que ha caído tanto en tres semanas?, le preguntaban al ‘Gato’ que entiende por diferentes las derrotas ante Córdoba B respecto a las dos últimas. «Dos fallos puntuales técnicos en estos partidos han sido un palo inmenso para nosotros», expresaba el segundo capitán del Algeciras que ve que «cada fallo nos penaliza negativamente y no positivamente». Romero achaca esto a una racha negativa que en lugar de llegar a principios de temporada ha llegado ahora y donde se espera la reacción del equipo frente al Puente Genil el domingo a las 18.00 horas.

Cuestionado por la posible reacción negativa de la grada este fin de semana en casa y la actitud de jugadores que puedan verse afectados por ello, el meta entiende las críticas. «El que le afecte lo más mínimo y no esté capacitado que de un paso al lado». «Ninguno lo va a hacer, sabemos la afición que tenemos, para lo bueno es muy buena, para lo malo es muy malo pero la gente es especial por algo», añadía acerca de una situación en la que entiende la molestia de la gente.

«El que quiera y crea que hay posibilidades y quiera que reaccione que vaya al campo, el que crea que no las hay y de la temporada por acabada que no vaya, si se presenta el Nuevo Mirador con cien personas, con cien personas jugaremos«, zanjó de forma contundente.