El presidente del Algeciras Club de Fútbol alabó el trabajo de su junta directiva para poder llevar a cabo el encuentro de este lunes entre España y Austria en el Nuevo Mirador. «La afición de la comarca merecía un partido así» afirmaba Ricardo Alfonso Álvarez que advirtió de los riesgos que se corrían a la hora de albergar un partido de estas características pero que finalmente ha salido a pedir de boca.

El mandatario resaltó el ambiente del coliseo algecirista pero hizo hincapié en aquellos que están lastrando la gestión de su junta directiva. «Es muy bonito darle palos a la bandera para ver si se cae y es una pena porque algunos de mis compañeros no aguantan esa presión, no estamos para sufrir sino para ayudar», avisaba Alfonso Álvarez.

De cara al futuro, el presidente albirrojo agradeció a los responsables de la RFEF, RFAF y Ayuntamiento para volver a traer 20 años después a la Selección Española al Nuevo Mirador.