El preparador del Atlético Espeleño, José Ángel Garrido, señaló en la previa del partido de mañana en el Nuevo Mirador de Algeciras la falta que le hacía a su equipo romper la mala racha de resultados que se prolongaba hasta las once jornadas sin vencer. “Poco a poco iremos saliendo de ahí”, declaraba el cordobés que lamenta las numerosas lesiones y bajas que arrastran para la cita en Algeciras con hasta ocho ausencias.

“Vamos creciendo por semanas, hemos jugado partidos donde merecimos más y ese es el camino”. Le preguntaban a su entrenador cómo evadir a la plantilla del hecho de verse inmerso en la parte baja. “Los jugadores han asumido el cambio de rol, los veteranos tiran del carro y los jóvenes se suman”, afirma Garrido que “estamos a dos partidos de la salvación” pero entiende a su vez que tienen que sumar puntos ya antes de que sea demasiado tarde.

Acerca del rival de este jueves, lo ve como un gran equipo pero también con defectos. “Iremos allí a intentar ganar el partido, potenciar nuestras virtudes y esto es un juego, la clasificación dice que son mejores que nosotros pero son 90 minutos y pueden ocurrir muchísimas cosas”, concluyó.