El preparador del Arcos CF, Pepe Bermúdez, señaló este jueves en la previa de la visita al Nuevo Mirador de Algeciras, acerca de las dificultades que atraviesa el conjunto arcense durante las últimas semanas y que han puesto en peligro la entidad del Antonio Barbadillo. “Los jugadores no están bien y es complicado porque luego se refleja en el terreno de juego”, destacó el técnico que trata de levantar el ánimo de una plantilla que pasa por muchos apuros. “Tratamos de capear el temporal y sacar el máximo rendimiento a los entrenamientos para que les afecte lo extradeportivo lo menos posible”, afirma Bermúdez que entiende las salidas de varios de sus jugadores por los problemas económicos que afectan al Arcos.
“Espero que los ánimos que ahora están tocados vuelvan a resurgir y volvamos a ser el equipo de la primera parte de la liga”, destacaba el entrenador del cuadro blanquiazul que suma una victoria en los últimos ocho partidos además de contar con dos mensualidades pendientes de abonar. “La junta gestora está poniendo todo de su parte para intentar que esto coja forma pero ahora mismo hay que ir despacio para resolver los problemas que tenemos”, manifestó.
En lo deportivo, el equipo visitará a un Algeciras al que Pepe Bermúdez califica como un equipo “que va en serio”. “Están ahí y demuestran que a nivel de club se han reforzado muy bien y deportivamente la llegada de Fajardo les ha hecho de momento seguir invictos”, expresaba el entrenador del Arcos que confía en “dar en la tecla” para poder sacar algo positivo del Nuevo Mirador en la cita de este fin de semana.