“Fuera no he estado mal, me han tratado bien en todos los clubes, pero te das cuenta, más si cabe, de lo que quieres a tu equipo, tu gente y tu tierra”. Estas han sido las primeras palabras de Álvaro Benítez tras tener la carta de libertad del Arcos en el bolsillo y emprender el camino de regreso al Algeciras tres temporadas después de abandonar su club de toda la vida tras el descenso a Tercera división. El zaguero fue descartado por el staff técnico y emprendió un periplo por varios clubes con una grave lesión de hombro de la que ya está totalmente recuperado. Antes de iniciar esa travesía del desierto fuera de Algeciras atendió ese mismo verano la llamada de su equipo para, junto a Víctor González y Juan Luis Becerra “Willy” y en otra demostración de algecirismo, rebajar la deuda con la entidad y evitar un posible descenso administrativo.

“No me puedo quejar porque en todos los sitios me han acogido muy bien y no he tenido problemas, pero quería volver, tenía que volver porque lejos se añora mucho Algeciras, jugar en tu casa, con tu gente y por fin lo he conseguido. Estoy muy contento”, confiesa Álvaro Benítez, quien ha dado todas las facilidades posibles para alcanzar un acuerdo económico rápido con el Algeciras.

¿Y ahora qué?. Pues para Álvaro Benítez jugar el próximo domingo si Emilio Fajardo, su nuevo entrenador, quiere. “Estoy muy bien, la lesión quedó atrás. He jugado con regularidad en el Arcos y vengo a tope, con muchas ganas de agradar, de ayudar a revertir una situación que no es grave. He visto buena parte de los partidos, me gusta la idea del nuevo entrenador y estoy convencido de que queda tiempo de remontar”.

Álvaro Benítez tiene previsto firmar su contrato este lunes o el martes y a partir de ese momento incorporarse a los entrenamientos del Algeciras.