Las ‘tarifeñas’ Gisela Pulido, diez veces campeona del mundo de kitesurf, y la windsurfista y medallista de oro en Londres Marina Alabau se van a medir en una prueba de velocidad a la también campeona olímpica Támara Echegoyen y la campeona mundial Berta Betanzos en aguas de la bahía de Santander en el denominado Reto de las Campeonas Movistar.

Según una nota de agencias, las deportistas pondrán en acción una cometa de kitesurf, una tabla de RS:X (windsurf) y un 49er para ver quién es más veloz de los dos conjuntos.

Sobra decir que todas ellas están más que convencidas de su victoria. “¿Te atreves a medirte conmigo y con mi cometa? A ver quién va más rápido de las dos”, preguntó Pulido a Alabau a través de redes sociales.

La respuesta de la windsurfista no se hizo esperar. “Gisela: soy yo la que reta a ti”, contestaba. Así se gestaba el reto entre las campeonas del Equipo Movistar, un desafío al que se sumaron Echegoyen y Betanzos que avisaban de sus intenciones con el 49er: “Somos nosotras dos quienes os retamos a vosotras ¿Estáis preparadas?”, señalaron.

Así, las deportistas se han puesto manos a la obra para garantizar el espectáculo a los aficionados que se acerquen a la costa santanderina para contemplar un desafío en el que las condiciones meteorológicas jugarán un papel fundamental.

No obstante, Pulido, Alabau, Echegoyen y Betanzos han enfocado la preparación de las próximas semanas con el objetivo de llegar en plenitud de condiciones físicas al segundo domingo de julio.

En el horizonte se vislumbra un bonito duelo con el Mar Cantábrico como escenario para dilucidar quién se desliza sobre él a mayor velocidad. Tres deportes distintos y una vencedora final.

Así, el próximo 9 de julio las aguas de la bahía de Santander resolverán una duda que ha conducido a un reto entre los referentes nacionales de tres disciplinas ligadas de igual manera al viento y al mar.