Sabor agridulce para la selección femenina de balonmano playa juvenil entrenada Diego Carrasco y con la algecireña Alba Díaz en sus filas en el Campeonato de Europa de la categoría que se está disputando en Zagreb, Croacia. El combinado nacional, plata el curso pasado en el Europeo de Nazaré, han caído hoy en cuartos de final ante Hungria en shoot outs por 2-1 (18-20, 18-14 y 8-5) y jugarán mañana por el quinto puesto ante Rumanía (9:00 horas).

Hoy ha sido una jornada casi maratoniana. A las 9:00 horas se han medido a Rusia, con las que han caído por 1-2  (18-19, 19-15 y 4-9) con ocho puntos de Diaz; poco después se han enfrentado as las locales, Croacia, a las que han batido por 2-0 (20-12 y 24-15) con 17 puntos de la algecireña; para caer a última hora de la mañana por 1-2 con Portugal (14-26, 24-12 y 6-7), con 16 puntos de la jugadora del BM Ciudad de Algeciras, clasificándose terceras de grupo tras las dos victorias de ayer viernes.

Carrasco ha explicado que el grupo “ha tenido altibajos dentro de los sets en la fase de grupos” pero que las jugadoras “han estado bien y siempre han intentado superarse en cada partido”.  Sobre los cuartos de final, el seleccionador ha asegurado que “hemos realizado un primer set muy completo en todas las líneas” pero “si en el año pasado nos acompañaron los shoots outs para conseguir la plata, en esta ocasión nos han dejado fuera” . 

Una vez sin opciones de medalla, el técnico ya está con la mente en la próxima competición; “Hay que pensar, corregir todo lo que no se ha hecho bien y prepararlo para el campeonato del Mundo”.